Viajes de prensa – Fam Press

 

La mejor manera de promocionar tu destino, negocio turístico o proyecto de desarrollo turístico, es a través de reportajes en medios de prensa especializados. Para esto, las empresas públicas o privadas destinan fondos para desarrollar un viaje de prensa o fam press.

¿Qué es un viaje de prensa? Se invita a periodistas de medios de prensa escrita o televisión, con todos los gastos pagados, para que vivan una experiencia turística real en un destino. Posteriormente, los periodistas transmiten esta experiencia real al potencial turista mediante publicaciones en sus respectivos medios. Todos ganan: el medio con material exclusivo; el empresario de turismo promocionando de manera efectiva y económica su destino y/o negocio; el público final con nuevas ideas para decidir su próximo destino.

Convocatoria: Comunica Turismo busca, recomienda a la contraparte y convoca a los medios de comunicación que participan en cada fam press.

Organización: Participamos activamente en la organización del viaje de prensa, ya sea asesorando con la estructura del viaje (lugares a visitar, tiempos, cantidad de prensa a invitar), o bien organizando todo el viaje (contacto a empresarios, logística, etc).

Seguimiento: Una labor importante al organizar un viaje de prensa es el seguimiento posterior, procurando que los periodistas tengan a disposición toda la información, conocer fechas de publicación y hacer un registro de las notas que sean publicadas.

Nota de prensa y fotografías: Entregamos a la prensa invitada una nota de prensa con fines informativos, explicando de qué se trata el destino o proyecto, objetivos y sus respectivos datos técnicos. Además, incluimos en nuestros servicios un banco de fotografías para libre uso de la prensa y de la contraparte.

Publicaciones: Es importante destacar, que al ser reportajes periodísticos y no publirreportajes (publicaciones pagadas), el estilo, extensión, fotos a publicar y fecha de la publicación dependen del editor de cada medio y no de Comunica Turismo, ni de la contraparte. Además, no pueden ser incluidos logos institucionales en las publicaciones.